Artículo del mes

¿PORQUE CELEBRAMOS LA NAVIDAD?

¿PORQUE CELEBRAMOS LA NAVIDAD?

Por: Eleana Endara Borja

Dentro de los recuerdos más hermosos de mi infancia se encuentran las celebraciones de cada Navidad.  En esos tiempos no había la influencia del estilo navideño de los países nórdicos,  con la maravillosa nieve, los renos y el invento de la Coca Cola el famoso Papá Noel, eso solo lo conocíamos por algunas postales.  Como todas las familias eran cristianas practicantes, en todas las casas, se hacía un hermoso nacimiento, y un gran árbol, se rezaba las posadas, y terminábamos el 24 en la noche con la misa de gallo, la cena navideña, y todos a dormir, pues el Niño Jesús pasaría en la noche dejándonos un regalito, si nos habíamos portado bien.  En algunas casas se hacían gigantescos nacimientos, que se exhibían por las ventanas o jardines, eran verdaderas obras de arte, tenían la ciudad de Belén hecha a escala, con luces y muchos pastores, y era el mejor paseo ir a visitarlos en Urdesa, Barrio del Centenario y Barrio Orellana entre otros.  Fue para nosotros los niños de entonces una época mágica que se esperaba durante todo un año.

Hoy en el nuevo siglo, la navidad, se ha ido transformando, el mundo cada día se va descristianizado más, la globalización de las comunicaciones, la tecnología y el consumismo, han borrado al “nacimiento” eje principal de los arreglos navideños, ahora lidera  Papa Noel, Santa Claus, los almacenes, casas, plazas de las grandes ciudades del mundo.  Se cambió al saludo “Merry Christmas” (feliz Navidad) por el “Happy Holiday” (felices fiestas), a Jesús ni se lo nombra, a pesar de ser el dueño, Él es el gran desconocido.

La pregunta es ¿Qué hemos hecho los cristianos ante el gran robo de nuestra celebración donde el centro es “Jesús, el Rey de Reyes” que según nos dice las Sagradas Escrituras: “Habiendo llegado la plenitud de los tiempos fue enviado…” para redimirnos del pecado original, este acontecimiento un hito inmenso en la humanidad, nos lo hemos dejado robar por los propios cristianos light, (los que dicen ser cristianos, pero se comportan y viven como si no lo fueran), por los que dicen que Dios es un mito un cuento, (escépticos, que no tienen idea de la maravilla de la fe) por los Ateos, (los que no creen y niegan la existencia de Dios) y actualmente por los “Contra Teos” es decir los que aborrecen a Dios y quieren eliminar el cristianismo del mundo, y no les importa faltar al respeto a la fe cristiana, con aberraciones y maldades que si fueran hechas contra las creencias de los musulmanes, no vivirían para contar la historia.

Al hombre actual le estorba Dios, y todo lo que tenga que ver con la maravilla de la fe, y como no puede, ni podrá borrarlo de la faz de la tierra, trata de transformarlo a su criterio, lo usa en navidad para agilizar el comercio, para crearnos necesidades suntuarias, para relativizar las creencias, para lavar el cerebro de los niños, que si no saben nada porque sus padres no les enseñaron nada de la fe,  ellos no podrán enseñar a las nuevas generaciones algo de lo que nunca les hablaron.  Es ese hombre que maneja su vida como él quiere, no como él debe, que al olvidarse de Dios,  sus principios y mandamientos, queda a merced de intereses mezquinos, de la corrupción de todo lo malo sin importarle ni la vida, ni la muerte.

Si supieran lo importante que es Jesús en nuestras vidas, la tranquilidad con la que se vive cuando nos sentimos amados de Él, ¿por que entonces no mirar en nuestro interior y buscar ese anhelo de trascendencia que tenemos todos, e instruirnos en la fe?, ahora que hay la facilidad del internet, que usted puede visitar portales y canales católicos donde conocerá lo más importante que tiene el ser humano, el saberse hijo amado de un Padre bueno, que es bueno todo lo que Él hace, y pedir ayuda, para en rumbar su vida, si todos hiciéramos esto, cambiaríamos a la humanidad, se terminarían los crímenes, los robos, las violaciones, los sobornos, los egoísmos, en fin la escala de vicios es larga, y el cambiarla por virtudes, solo depende de cada uno de nosotros como seres libres creados a imagen y semejanza de Dios.

Usted quiere cambiar el mundo, comience hoy con usted mismo, viva la navidad con la alegría que no termina cuando usted abre el regalo, la alegría que viene de Dios, desee a todos una Feliz navidad, no unas felices fiestas, pues fiestas hay muchas pero Navidad solo una la de Jesús.

 

Eleana Endara Borja

Ing. Comercial

Vía Samborondon

1