Noticias, Rama de Familias

HOMILIA APERTURA CIOF 2017

 

Iglesia de Peregrinos. Schoenstatt-Guayaquil. 07. 09. 17
P. Eduardo Auza Pesantes

 

Queridos hermanos, Querida Obra familiar:

Hemos comenzado nuestro congreso con Dios y con la Mater… aquí en la Eucaristía… Tal como lo dice nuestra oración del Congreso: …El Señor y tu sean los invitados, los protagonistas. Sí, queremos que Jesús sea el gran invitado y el gran protagonista

El Señor, el gran invitado es el que nos habla hoy a través de las lecturas de este día. Para nada, hemos buscado lecturas especiales. Creo que el Señor nos quiere decir algo. El Ev de hoy nos regala una imagen que nos puede acompañar durante todo el Congreso. La Imagen de la Barca. Somos nosotros los que estamos en esa barca, somos nosotros, la OF la que está en esa barca, pero quizás, al igual que los discípulos, un poco cansados, un poco desorientados o quizás agobiados porque sentimos que echamos las redes y quizás no pasa mucho o no pasa nada, (es el sentimiento de los discípulos que creen que se esfuerzan, pero no tienen fruto) Estamos desalentados quizás, porque sentimos que el sueño de nuestro PF se ha diluido, que nosotros mismos le hemos quitado el carácter profético y la fuerza plasmadora de su vital anuncio. No sólo nosotros nos sentimos así. Es toda la Iglesia la que está aquejada de este mal.

Es que la batalla es monumental, es grande. Entendemos perfectamente esto que nos enseñan desde que entramos a Schoenstatt y que decía nuestro Fundador…eso de tener pesadas tareas sobre débiles hombros.

La familia cristiana hoy en día tiene que luchar contra muchas cosas. La barca se enfrenta a la fuerza de un huracán, como el que ahora experimentamos, el huracán Irma, que todo destruye a su paso… la familia debe combatir hoy el así llamado marxismo cultural, cuyo objetivo final es destruir las instituciones y valores tradicionales de la sociedad, especialmente de la sociedad cristiana occidental, (de la cultura cristiana occidental, mediante la implantación de una sociedad global, igualitaria y multicultural pero sin alma… relativista

La familia cristiana – y nuestra OF- debe hoy luchar titánicamente para desnudar un falso humanismo e identificar las nuevas herejías antropológicas de las que hablaba nuestro PF. Esas herejías tienen nombre y apellido. Entre otras se llaman: el radicalismo sexual; la desconstrucción del matrimonio; la ridiculización de la familia inspirada en el ideal de Nazaret, el adoctrinamiento del género, la alarmante disminución de la fertilidad, especialmente en Europa; (algunos dicen que hoy se hacen más pañales para adultos que para bebés) la instalación de la pseudo cultura GLTB y otras interminables iniciales y consonantes que cada día se le agregan… la democratización del aborto; el imperialismo de una mal entendida tolerancia fruto del relativismo moral y ético; leyes y tribunales que amenazan a los defensores de la familia, (sucede que hoy los malos son buenos, y los buenos son malos); la lucha contra organismos multinacionales y gobiernos confabulados en contra de la familia, y de la vida, etc.). Ufff es agotador, de tan solo nombrarlo uno ya siente cansancio.

Pero es Cristo quien se sube hoy a nuestra barca (este congreso) para decirnos que no estamos solos, que no le tengamos miedo al cansancio. Hoy, a través del apóstol san Pablo nos dice: “

“Fortalecidos en todo aspecto por el poder que irradia de EL, podrán resistir y perseverar en todo con alegría”

Sí, justo aquello que nuestro lema expresa. Con alegría, familias en salida. La alegría para nosotros la OF no es sólo una palabra bonita, ni está en el lema porque rima, sino porque es nuestra gran esperanza. La alegría es la única que puede vencer a la tristeza y su fantasmagórico agobio que nos impide volar alto, que nos impide echar las redes.

Igualmente, el salmo 97 de hoy nos invita a vivir una conciencia de misión, que también es una conciencia de victoriosidad:

El Señor ha dado a conocer su victoria… La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios… Cantemos al Señor al son del arpa, al son de los clarines, con alegría.

Y la pregunta es: Creen esto? ¿OF, crees esto?

La Escritura dice que Pedro creyó. Dentro de la barca, Jesús le hace una invitación. Nuestro invitado, invita y le dice:

“Lleva la barca mar adentro y echen sus redes para pescar”. Duc in altum

Y dijo Pedro: No hemos pescado nada, pero confiado en tu palabra echaré las redes. Aquí está la CLAVE: confiado. Confianza. Como rezamos siempre…En tu poder y en tu bondad… Señor, es que hemos trabajado y trabajado…toda la noche… y nada, pero si tú me lo pides…si se lo pides a la OF, confiado, vuelvo a trabajar

La resultante creadora es abrumadora. El agobio perdió su color y su fuerza, está, pero es tan ligero como una pluma. Lo que pesa y es abundante es el fruto de la fe, es la certeza de la victoria. Otra vez, surge la alegría: Cogieron tal cantidad de pescados que las redes se rompían. E incluso, tuvieron que llamar a otros…Hoy también nosotros los hemos llamado a que vengan acá a Guayaquil, vengan, vengan todos a llenar nuestra barca de esperanzas, de alegrías, les hemos pedido que vengan dejándolo todo, gastando dinero y no poco, pero es que la inversión es muy poca para la ganancia que esperamos. Pedimos que los frutos de este congreso sean abundantes y que tengamos que llamar a más, a muchos más…. De pronto, la barca de la desesperanza se convirtió en la barca de la promesa, en la barca de la alegría. Esta debe ser la barca de la OF

Es verdad, somos pecadores, como lo dijo Pedro, y quizás recurrentes en el pecado de omisión más que de la acción:

“Apártate de mí Señor porque soy un pecador”

Pedro, conmovido porque se sabe frágil, y por eso siente que no merece tanto don, tanta riqueza, se arrodilla ante el Señor y le dice esto. Pero lo lindo es que el Señor confía en ÉL, confía en nosotros en esta barca, en su OF, y le contesta: No temas, desde ahora serás un pescador de hombres.

Sí, queremos ser pescadores de hombres, pescadores de familias, ser familias al rescate de la familia.

Este congreso es nuestra barca y hoy nosotros estamos con Jesús que nos invita de nuevo a remar mar adentro. Nuestro congreso es nuestra barca en la que volvemos a creer y a hacer una confesión de fe y un compromiso: somos pescadores de hombres, y a pesar de nuestra fragilidad, nos comprometemos a ser familias al rescate de familias

Claro, Sin Dios y sin la familia no puede haber verdadero humanismo. Algunos, profetas del maligno, incluso, anuncian la desaparición de la familia. Eso no puede ser porque la familia está inscrita en el corazón del hombre y sobre todo en el corazón del hombre religioso, en el corazón del hombre de la alianza. En este congreso con la ayuda de Dios y de la Mater, no sólo queremos experimentar la alegría del amor, la alegría de la familia, sino el Vigor y la fortaleza de la familia cristiana, el vigor de nuestra OF; Queremos recordar y anunciar la eterna novedad del ideal de la familia de Nazaret que nos recuerda que los grandes emprendedores, los grandes líderes, los grandes revolucionarios, los que cambian el mundo, los que salvan al mundo, pero sobre todo los santos, los santos de la vida diaria, de la meditación de la vida diaria, es decir los que viven la fe práctica en la divina providencia, no nacen o los hacen en primer lugar instituciones como la universidad o la escuela o alguna ONG, sino que surgen de la familia cristiana, de una familia que con esta alegría, siempre está en salida, porque una familia así, es siempre discípula, es siempre apóstol, es siempre misionera.

Ya en los años 30, nuestro PF creyó en este proyecto y estaba convencido de la apuesta por la familia. Parece que estas palabras suyas hubiesen sido dichas ayer, pero no, tienen más de 70 años.

“Las batallas del futuro se librarán en el matrimonio. Tengan cuidado. El edificio del universo se tambalea… y es que el fundamento se está hundiendo (libro: pedagogía matrimonial mariana)

Si quieren preservar a los estados y a la iglesia del ocaso, preocúpense por la existencia de matrimonios puros… ¿Cuál es la fuente del género humano, su célula de origen? El matrimonio y la familia. Si está sana la raíz, vale decir, el matrimonio y la familia, estará sano también el árbol, sanas las flores y los frutos

Se dice que el antiguo tipo de santo (el de la iglesia primitiva) se caracterizó por el martirio y la sangre; en la edad media se distinguía especialmente por la virginidad. El santo de los próximos siglos será tal vez el esposo perfecto…( el cónyuge perfecto)

 

En medio de un mundo pagano y a semejanza del cristianismo primitivo, tenemos que orientarnos en los ideales católicos del matrimonio…debe ser como una tempestad que atraviesa todo el país, una tempestad de entrega santa para la renovación de nuestras familias…”

(El huracán Irma es una tempestad que destruye. La OF quiere ser una tempestad que construye, porque es santa)

Nuestro PK fue un profeta. Años después, nuestro santo papa JUAN PABLO II va a decir lo mismo: En la familia se fragua el futuro de la humanidad

PAPA FRANCISCO, en Amoris Laetitia nos dice: Nadie puede pensar que debilitar a la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio es algo que favorece a la sociedad. Ocurre lo contrario: perjudica la maduración de las personas, el cultivo de los valores comunitarios y el desarrollo ético de las ciudades y de los pueblos. AL 52

Estamos en esta barca, en la barca de las certezas…en la barca de Cristo que nos invita nuevamente a remar mar adentro.

La famosa hora de los laicos, para nosotros debe ser la hora de la OF, no hay por donde perderse. Otra vez: ¿OF crees esto?

Si en 1912 el PK decía que la auto educación es un imperativo del tiempo, hoy también podemos decir que la Familia es un imperativo del tiempo.

La familia es el corazón del Schoenstatt en salida, (por eso el PK nos dijo que somos Fundamento y Corona de toda la Obra) y la alegría, la alegría y esperanza es su alma, es el alma de este Schoenstatt en salida.

Sí, es una magna tarea, pero esta magna tarea, no la queremos hacer sin nuestra gran aliada: LA MTA

El mismo Papa Francisco en tierras ecuatorianas, en su visita apostólica a nuestra nación, nos dejó una hermosa frase que es un legado. Es una frase que está en el contexto de las bodas de Caná y de lo que puede hacer María por la familia. En esa ocasión, le habló a la Familia y nos dijo: “El mejor vino está por venir”. Es decir, tenemos esperanza, tenemos una alegría. Aún hoy no hemos dado lo mejor de aquello que podemos dar. Pidámosle a la mater que sea nuestra aliada. Tal como lo decimos en nuestra oración del congreso: (que también son palabras de nuestro fundador)

 

Madre de Misericordia, medianera de los dones y de las gracias, ven, El Señor y tu sean los invitados, ata estrechamente el vínculo familiar, Entre corazón y corazón, entre país y país.

Generosamente despliega hoy tu corazón de Madre; y como colaboradora del Señor Jesús, manifiesta en plenitud tu poder y tu bondad allí donde irrumpen violentos poderes infernales.

Acrecienta nuestra Obra de Familias y dale profundidad; úsanos siempre como instrumento tuyo para cumplir la gran misión que para nosotros imploraste por voluntad del Padre.

Únenos en comunidad santa; y envíanos desde tu Santuario, nuestro Nazaret, a dar testimonio alegre del amor misericordioso de Dios al mundo. Amén.

Querida OF. Que Dios todopoderoso y bueno, guíe nuestra barca y guíe nuestro navegar mar adentro y nos ayude a dar testimonio de ser: Con alegría, familias en salida. Amén.

 

 

 

1