Conoce sobre nuestra historia

¿Cómo llega Schoenstatt a Ecuador?

La Familia de Schoenstatt que tanto amamos se inició en el año de 1960 con jóvenes que pertenecían a los grupos de Acción Católica, quienes recibieron todas las inquietudes que traía el Padre Juan Fernández, Sacerdote español, invitado a participar en Chile de un Campamento organizado por Schoenstattianos. Tal fue su admiración y emoción por lo que recibió, que quiso transmitirlo a los grupos de Acción Católica de Guayaquil. En sus inicios, no se pudo hacer distinciones por estados de vida, ya que eran pocos en total. Sin embargo, dotados todos de una fuerza y un gran amor a María, como también de una sintonía con el pensar del Padre Fundador, podemos entender la fortaleza que los caracterizó para llegar a ser la “Generación Fundadora”, CON UNA GRAN CONCIENCIA DE ELECCIÓN Y FIDELIDAD A LA MISIÓN.

Nací para llevar una bandera

La Familia naciente toma como lema “Nací para llevar una bandera”. Este ideal los enciende para la misión que la Madre Tres Veces Admirable les pedía, “la entrega apasionada y total por la misión de Schoenstatt”. La bandera es símbolo que actuará como “un llamado de educación”, un Sí TOTAL a la misión de Schoenstatt y a la formación Mariana en el Ecuador.

El 31 de Mayo de 1961 se realizan las primeras consagraciones, en la Capillita que ese día se inauguró. Con este paso se despertó aún más el compromiso: “soy elegida para esta misión…nací para llevar esta bandera”. Este día quedó marcado como: “el Acta de Fundación para la Familia de Ecuador”.

Espontanea y cariñosa vinculación al Padre Fundador

En el año de 1966- llega el Padre Germán Pompín como asesor permanente para la Familia se fortalece y se acrecienta esta vinculación. El Padre Pompin, le cuenta al Padre Fundador a través de cartas, el gran espíritu Schoenstattiano que reina y la gran fidelidad que existe.

Los miembros de la Familia y asumen con gran naturalidad la misión del Padre José Kentenich como Padre de esta Familia. En los años 1963 y 1964, varias chicas asisten a campamentos en Chile. Surgen las primeras vocaciones: La Hermana Cecilia Montalván y el P. José Luis Nieto.

Fuerte conciencia de capital de gracias y anhelo de Santuario

Desde el comienzo estuvo presente la realidad del Santuario, la idea de poseer un hogar mantuvo a la Familia unida formando un gran Capital de Gracias para ofrecer a la Mater. En 1966 creció en toda la Familia ese anhelo grande.

Por el Santuario. Con este anhelo en 1967 surge el lema: “La misión nos apremia, con nuestra fidelidad merezcamos el Santuario”. En ese año por el Santuario. Con este anhelo en 1967 surge el lema:

“La misión nos apremia, con nuestra fidelidad merezcamos el Santuario”. En ese año la Familia entera rezó como una gran cadena espiritual una oración para que la Mater pronto regale el Santuario.

Nuestro Padre Fundador supo de este anhelo y nos escribe en carta del 15 de diciembre de 1967:

La entrega alegre y sacrificada de esos pocos fue bendecida con el santuario que nació materialmente en la siguiente década. Fue consagrado el 20 de Enero de 1972. Por el anhelo de hacerlo ese día, se lo bendijo “sin techo” como un signo de ser un santuario abierto al mundo. Por eso más adelante en el año 1987 se saca su ideal: “Familia del Padre – hogar para el mundo”.

Podemos decir con certeza que nuestra Familia ecuatoriana cuenta con una historia ricamente bendecida y con una herencia santa al tener el regalo de ser una Familia consagrada por el Padre en la patena justo un día antes de su partida: el 14 de Septiembre de 1968.

Santuario

Santuario nacional Guayaquil
Santuario Alausi
Santuario Quito
Santuario ciudad Celeste

Además del Santuario nacional “Familia del Padre – hogar para el mundo”, contamos con un santuario más en Guayaquil y dos en Quito.
El Santuario Central de Quito “Familia consagrada – fuego desde la mitad del mundo” fue consagrado el 20 de Enero de 1993.
El Santuario Ciudad de Quito fue consagrado el 18 de Junio de 2005.
El Santuario de Ciudad Celeste en Samborondón – Guayaquil fue consagrado el 31 de Mayo de 2009.

Fecundidad

La Familia de Schoenstatt en el Ecuador se ha desarrollado admirablemente. Los Santuarios se han convertido en lugares de peregrinación permanentes. El Movimiento se ha desarrollado en Guayaquil y Quito abundantemente. Manta, Babahoyo, Santo Domingo son ciudades donde el Movimiento está en proceso de Fundación.

A través de la Campaña de la Virgen Peregrina se ha llegado a todas las Provincias del Ecuador, con la imagen de la Madre tres veces Admirable está llegando a miles de familias.

Solamente podemos agradecer a nuestra Madre y Reina por toda esta fecundidad.

“Por todo Madre, te agradecemos de corazón” P.K.