Padre José Kentenich

Su biografía…

Infancia

Nace en 1885 en Gymnich, Alemania.

En 1894 ingresa al orfanato de San Vicente, en Oberhausen. En esta casa, a los ocho años, su madre lo consagra a la Sma. Virgen.

Juventud

En 1904 ingresa a la Congregación de los Padres Palotinos y realiza en Limburgo el noviciado y los estudios de teología.

Sacerdote y Director Espiritual

En 1910 se ordena sacerdote y se desempeña primeramente como docente en el Seminario Menor de su comunidad, en Ehrenbreitstein. Desde 1912 trabaja como director espiritual de los seminaristas del nuevo Seminario Menor ubicado en Schoenstatt / Vallendar. El P. Kentenich guía a sus alumnos hacia una seria autoeducación, dándoles a la Sma.Virgen como madre y educadora.

Fundación de Schoenstatt

Junto con algunos alumnos, el 18 de octubre de 1914 arriesga el primer paso para la fundación del Movimiento de Schoenstatt. En una pequeña capilla, en Schoenstatt, sellan la “Alianza de Amor”. Por ella se le pide a la Sma. Virgen que se haga particularmente presente allí obrando como educadora del hombre libre.

Campo de concentración

Entre 1941 y 1945 el P. Kentenich es prisionero de los nacionalsocialistas, primeramente en la cárcel de Coblenza, y luego en el campo de concentración de Dachau.

En medio del infierno de Dachau, gracias al P. Kentenich muchos prisioneros experimentaron una gran cercanía de Dios.

Viajes internacionales

Entre 1947 y 1948 el P. Kentenich inicia sus viajes hacia Sudamérica, África y los EE.UU, para cultivar contactos internacionales y ayudar a los schoenstattianos de esos países a construir el Movimiento. Su amor a la Sma. Virgen lo impulsa a trabajar por ellos a escala internacional.

Exilio

Desde 1951 a 1965, la Iglesia separó al P. Kentenich de su Obra, asignándole la ciudad de Milwaukee como lugar de residencia. Las autoridades eclesiásticas competentes examinan su persona y su fundación. Durante los largos años de su ausencia de Schoenstatt se pone de manifiesto la firmeza del amor del P. Kentenich a la Iglesia y de su fidelidad a la Obra.

Últimos años de vida

En la Nochebuena de 1965 el P. Kentenich regresa a Schoenstatt. Contando ya ochenta años de edad, en el tiempo que aún le queda de vida trabaja ininterrumpidamente en la consolidación interna y externa del Movimiento de Schoenstatt. Su profunda unión a Dios y la bondad paternal que irradia posibilita a muchos tener un vislumbre del amor de Dios, nuestro Padre.

El 15 de septiembre de 1968 el P. Kentenich es llamado por Dios a la eternidad, poco después de haber celebrado por primera vez la Santa Misa en la iglesia de la Sma. Trinidad, recientemente edificada sobre el monte Schoenstatt.

Ahora el P. Kentenich puede continuar la misión de su vida de una nueva manera. Así lo han comprobado ya muchas personas que se vinculan a él y se dirigen a él en sus necesidades.